Ríos Maury: “La UPR en Humacao está mejor ahora que antes”

Por: Yeidy Agneris Vega Alicea

Pese a que todavía el Recinto no ha recibido el pago de su reclamación por daños y aún al mirar las condiciones en las que quedó la Universidad de Puerto Rico en Humacao (UPRH) luego del temporal, para su rector interino, doctor Héctor Ríos Maury, el recinto “ahora está mejor que antes”.

A su llegada en el mes de julio, cuando fue confirmado como rector interino, el Recinto atravesaba otro huracán: el efecto de una huelga que privó al Recinto de su acreditación para recibir ayudas del Departamento de Educación Federal.

“El recinto de Humacao está en una zona de alto nivel de pobreza, el 80 por ciento de los alumnos dependen estrictamente de la beca Pell para estudiar, ocho de cada diez estudiantes. Por eso fue tan importante restituir el acceso a fondos del Departamento Federal de Educación para becas, algo que hicimos una semana y media luego de comenzar como rector interino. Fue algo fácil, no se hizo antes por incompetencia, mediocridad por dejadez y porque existía complicidad entre la Administración y los grupos que promovían la huelga”, señaló Ríos Maury.

Para Ríos Maury, el efecto del huracán María agudizó algunos trabajos de infraestructura y puso en evidencia la pobreza de sus estudiantes.

Sin embargo, un asunto importante que queda por resolver, es que aún la Universidad atraviesa un proceso de probatoria.

“Otra cosa que encontramos al llegar fue la probatoria académica, todavía estamos en probatoria, pero estamos sometiendo con rigor toda la documentación que evidencia que la Universidad está abierta en funciones y ofreciendo los servicios académicos. Confiamos en que va a ser levantada durante el próximo semestre”, explicó el Rector.

Ante la nueva realidad:

Una vez pasaron los huracanes Irma y María fueron muchos los que abandonaron sus entornos, sin embargo en la principal universidad de la zona este, las bajas no alcanzaron los 100 estudiantes.

Ahora, la Universidad trabaja en  labores de mitigación y de reconstrucción, algunas de ellas por efecto de los huracanes, otras que antecedían los eventos.

El Rector presentó a la redacción de El Oriental una serie de certificaciones de inspección y trabajos de limpieza, desinfección entre otros, que fueron completados, además de un listado de los proyectos que están en desarrollo. En su mayoría en los edificios coincide un problema de filtraciones.

“Hemos comenzado una fase de hipermeabilización o sellado de techos, vamos a sellar todos los techos del Recinto. Eso no se hacía hace años, el problema antecede a María, el Recinto era una coladera antes de yo llegar. Esa fase nos va llevar adelante para consolidar los logros en la rehabilitación física”, explicó el Rector.

El plan desglosa trabajos para áreas como ciencias administrativas, Museo Casa Roig y Anexos, registraduría, recaudaciones y calidad de vida, así como en los edificios de terapia ocupacional, letras, teatro, edificio nuevo de artes, compras, recursos físicos y daños en materiales.

Pero, lo más que preocupa al Rector, es el diligenciamiento de la reclamación del seguro (Real Legacy) porque genera limitaciones en el proceso de la rehabilitación. La reclamación sometida sobrepasa los $40 millones de los que están próximos a recibir un adelanto de $436,000.

El Rector incluso insistió en que no existe ninguna agenda de cierre del Recinto ni de clausurar currículos como ha sido señalado, y que “si alguien ha considerado esa idea absurda lo cuestionará en el plano intelectual y defenderá la permanencia del Recinto”.

A preguntas de este diario, el Rector Interino no confirmó, pero tampoco negó que interese convertirse en rector en propiedad.

Las mascarillas, quejas y las chancletas:

Según el Rector, el Decanato de Estudiantes ha hecho algunas encuestas para conocer el parecer de sus estudiantes y  el 100 % de los encuestados agradecen el esfuerzo, aunque algunos señalan que se puede mejorar.

Sin embargo, completar el semestre se ha visto matizado por algunas mínimas expresiones públicas de estudiantes que señalan condiciones de peligro para la salud y hasta el supuesto uso de mascarillas para poder estudiar.

El rector expresó su molestia luego que medios noticiosos nacionales respondieran al llamado de un grupo de estudiantes pero que “no se molestaran en recorrer el Recinto”.

“Ese día había un foro con el exdirector del Team Rubio, Edwin Rodríguez, un anfiteatro repleto, salones llenos en todos los edificios, ferias de artesanos, eso no lo cubrieron, fueron directamente a la queja, no se molestaron en recorrer el Recinto como les sugerí”, denunció.

Para el Rector, mucho corresponde a sus detractores.

“Hasta donde sé es una pequeña minoría. He estado pendiente a los planteamientos del Consejo General de Estudiantes, me reúno frecuentemente con ellos y lo que hemos recogido en nuestras encuestas coordinadas por el Decano de Estudiantes es que aunque muchos alumnos tienen situaciones, están contentos porque el Recinto ha logrado terminar el semestre”, expresó.

A preguntas de este medio, Ríos Maury también reaccionó al supuesto “ultimátum en contra de las chancletas” que señaló en un escrito en Díalogo UPR el exrector  José M. Encarnación.

“Me importa la imagen del Recinto, no la mía, porque nuestro Recinto está luchando por consolidar unas ofertas y mantener un nivel de demanda en admisiones. Tenemos que atraer cientos de estudiantes y tenemos que demostrarle que estamos arriba con energía positiva y seriedad. Sé que voy a tener detractores, pero esperaría un mínimo de seridad y de profundidad”, reflexionó.

Share Button