ALARMA ANTE DESPIDO DE TRES MIL TRANSITORIOS EN EDUCACIÓN

Nos causa gran alarma que durante unas vistas públicas, el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, Sr. José Marrero, afirma que sobre 5 mil empleados transitorios se quedarán sin trabajo. Peor aún, que la gran mayoría, unos tres mil, son del Departamento de Educación. Ahí están los ahorros millonarios que quiere hacer la Secretaria de Educación a tono con el mandato de la Junta de Control Fiscal.

Según admisiones de la propia Secretaria del DE, hay unos siete mil (7,000) maestras y maestros transitorios. Muchos de esos llevan varios años ocupando esas plazas ya que se trata de plazas necesarias en la agencia y por eso son nombrados año tras año. Muchos llevan 2, 5, 10 y 15 años como transitorios, negándosele el derecho a permanencia que establece la reglamentación vigente. Son plazas regulares ocupadas con nombramientos transitorios. Plantear que como se trata de contratos transitorios no son despidos, es un simple subterfugio para esconder los despidos y la eliminación miles de plazas. La no renovación del contrato, para efectos del empleado afectado y de la escuela que necesita los servicios, es exactamente lo mismo que despido y eliminación de plazas. Tales despidos, según la información que salió a relucir, serían anunciados a partir del primero de julio.

Hasta ahora, el Departamento de Educación ha tratado de desmentirnos cuando alertamos al magisterio sobre esto. Emplazamos a la Dra. Julia Keleher para que niegue públicamente la información vertida por el Director de OGP. Se trata de tres mil padres y madres de familia que no tendrían de qué vivir. Sabemos que en otras ocasiones la Sra. Keleher ha dicho que el DE no es agencia de empleos. Sin embargo, tampoco debe ser un botín de guerra partidista ni el lugar donde los amigos del alma se hacen millonarios a costa del dolor y sufrimiento de la gente. Son los fondos que se tragan los grandes contratos y que no llegan a las escuelas, lo que obliga al magisterio a sacar de su menguado bolsillo para costear materiales y arreglos del salón. Si hay que recortar en el DE que se recorte en contratos que no han resuelto nada y en salarios exorbitantes como el de la Secretaria quien en solo 5 meses se llevara $125 mil dólares. Peor aún es que eso ocurra mientras se le pide sacrificios a los más vulnerables ante la alegada crisis fiscal. Crisis que solo afecta a los más pobres del país, mientras un puñado de burócratas y grandes acreedores se enriquecen. Emplazada queda la Dra. Keleher.

Share Button